¿Cuanto tiempo dura una batería de coche?

En general, tu coche suele necesitar una batería nueva al cabo de tres o cuatro años pero si eliges una buena batería pueden llegar a durar hasta seis años. En nuestra guía de las mejores baterías de coche te damos todas las claves. Sin embargo, es bueno conocer las señales de que necesitas una nueva, ya que nadie quiere tener la experiencia de quedarse sin batería. Girando el encendido y ver como no arranca tu coche puede echar por tierra todo tu día.

Duración de la batería del coche

Pregunte por ahí y obtendrá diferentes respuestas. Algunos coches pueden tener hasta cinco o seis años de batería, mientras que otros necesitan una nueva después de sólo dos años. En general, tu coche suele necesitar una batería nueva al cabo de tres o cuatro años.

La sustitución de la batería del coche es otra parte del mantenimiento rutinario. La revisión e inspección de la batería es habitual en las visitas de servicio después de tres años, incluso si no has necesitado cambiarla todavía.

La razón por la que es difícil dar una respuesta sólida sobre la duración de la batería es que hay muchos elementos que pueden afectar a su vida útil.

¿Qué afecta a la vida útil de la batería del coche?

Estos son algunos otros factores que afectan a la vida útil de la batería de plomo-ácido:

Tiempo

La batería de plomo-ácido realiza una media de 500-1200 ciclos de carga-descarga antes de caer al 80% de su capacidad original (el 80% es el límite típico que define la vida útil de la batería).

Incluso entonces, las células de la batería no dejan de funcionar de repente. La degradación de la batería continuará al mismo ritmo.

Por ejemplo, después de 1000 ciclos completos, una célula puede mantener el 80% de su capacidad original. Sigue funcionando hasta que su capacidad desciende al 60%, quizá 2000 ciclos después. Esto hace que el riesgo de una muerte súbita de la batería sea bajo.

Esto también explica por qué la mayoría de las baterías se vuelven ineficientes alrededor de los 3 años de uso regular. Sin embargo, se corre el riesgo de que la batería falle repentinamente si se le exige más de 5 años.

Temperatura

El calor tiene un efecto doble en las baterías de plomo-ácido.

Favorece la reacción química necesaria para generar electricidad (por eso es más fácil arrancar un motor cuando hace calor que cuando hace frío). Pero también acelera la degradación de la batería.

El clima abrasador (o incluso un motor extremadamente caliente) hace que el líquido de la batería se evapore, dañando las celdas internas, lo que reduce su vida útil.

Por término medio, las baterías duran unos 5 años en regiones frías, pero sólo 3 años en climas más cálidos. Algunos coches vienen con un escudo en la batería para protegerlas del calor bajo el capó.

Vibración

El movimiento del vehículo crea vibraciones que pueden afectar a las piezas internas de la batería y provocar su rotura. La batería de tu coche debe estar firmemente sujeta en su montaje para minimizar cualquier sacudida innecesaria que pueda acortar la vida de la batería.

Carga

El alternador carga la batería del coche cuando el motor está en marcha.

Los problemas con el sistema de carga pueden acelerar el acortamiento de la vida de la batería.

La sobrecarga puede provocar fugas de líquido de la batería, mientras que la infracarga acelera el drenaje de la misma. Y dejar que la batería de un coche se agote por completo eliminará una parte considerable de su vida útil, incluso si puedes recargarla después.

Siempre que surjan problemas con el alternador, es una buena idea que un mecánico revise todo el sistema de carga para que la batería de tu coche no se deteriore más rápido de lo que debería.

Uso

Las baterías de los vehículos son dispositivos de almacenamiento de energía y se autodescargan lentamente cuando no se utilizan.

Dado que la batería del coche se carga mientras se conduce, dejar el vehículo parado durante largos periodos de tiempo obviamente agotará su carga. Y cuantos más dispositivos electrónicos tengas el coche, más rápido se descargará la batería para mantener esos dispositivos electrónicos.

Sin embargo, conducir distancias muy cortas también puede poner a prueba la batería del vehículo. Cuando haces viajes muy cortos, la carga de la batería se agota más rápido de lo que el sistema de carga puede recargarla.

Por eso, si quieres cargar rápidamente la batería de tu coche, da una o dos vueltas a la manzana en lugar de hacer un recorrido corto por tu calle.

Como alargar la vida de la batería

Si en el día a día solo sueles realizar viajes muy cortos con el coche, evita usar sistemas que hagan uso de la batería como la radio o el gps del coche. Cuando llegue el invierno es recomendable guardar el coche en el garaje para que la batería este más resguardada del frío y así evitar que se descargue con más facilidad.

Si no se va a usar el coche en mucho tiempo es recomendable desconectar el polo negativo de la batería hasta que se use ya que reducira la descarga de la batería.

Cosas que acortan la vida de la batería

Los dos factores que más influyen en la duración de la batería son los hábitos de conducción y el lugar en el que vives.

La inactividad puede reducir la vida útil de la batería. Si no conduces a menudo o sólo usas el coche para viajes cortos, entonces se debilitará tu batería. Si sólo utilizas el coche para un breve trayecto de 15 minutos, intenta tomar la ruta panorámica o hacer un viaje por carretera alguna vez para ayudar a prolongar la carga de la batería.

Otra cosa a la que deberías prestar atención en tus hábitos de conducción es dejar la luz encendida cuando el contacto está apagado. Si dejas una luz interior encendida durante la noche o dejas la llave en el contacto, entonces eso va a matar la batería rápidamente.

El clima donde vives es el otro factor al que debes prestar atención. Si conduces en una zona donde hace calor todo el año, la batería se gastará más rápido que si conduces en un clima más frío.

Señales de que la batería está baja

Muchos conductores no saben que su batería está baja hasta que su coche no arranca. Por suerte, hay algunas señales de advertencia de que su batería necesita ser reemplazada.

Una de las señales es que el coche tarda más en arrancar. Oirás que el motor arranca durante más tiempo y que el encendido no gira tan pronto como antes, lo que significa que la carga de la batería se ha debilitado.

En la misma línea, también puedes notar que las luces interiores no son tan brillantes como solían ser. En algunos coches, una luz en el salpicadero que se parece a la de la batería se encenderá cuando esté baja o tenga poco líquido de batería.

Otra señal a la que hay que prestar atención es a los daños. Si tu batería está agrietada o ha empezado a corroerse, podrá verlo con sólo mirarla. A veces, incluso se puede oler, ya que desprende un fuerte olor a azufre.

Deja un comentario